Skip to content
It’s not too late to support our 2020 WWB Virtual Gala fundraiser. Click to donate!
from the September 2020 issue

Lxs niñxs de oro de la alquimia sexual

16. Inmóvil, con un pie en el aire

Saliendo de Cosmos vine al centro de terapias alternativas Alquimista de luz. Quiero pedir información sobre los cursos de Suprasexualidad. Espero no encontrarme a Daemon.

-¿Viniste al convivio de Venus? –me pregunta Ámbar al verme.

-¿Qué?

-Es miércoles. Hoy es el encuentro de amor sagrado, comienza a las 6.

-Ah, es verdad…

Quiero pensar que vine hoy por coincidencia, no por alguna triquiñuela de mi subconsciente, atraído en secreto por esta actividad. Ámbar me informa que el Taller de Suprasexualidad inicia en agosto. Son las 5 y 20, debo irme rápido antes de que lleguen. Ni he terminado de formular este pensamiento cuando una chica muy guapa entra al departamento. Un pañuelo colorido sujeta su cabello y de sus orejas penden aretes circulares grandes y brillantes. Su cuerpo es grácil y fuerte, me resulta perfecto, al igual que su sonrisa. Me siento impresionada, y eso que no me gustan las mujeres.

-Hola hermosa –se acerca y abraza a Ámbar cariñosamente, luego voltea hacia mí, que justo me estoy escabullendo hacia la salida -¿Y tú? ¿Nos vas a acompañar hoy?

Me quedo inmóvil, con un pie en el aire.

-No.

Lo apoyo en el suelo. Inclina la cabeza hacia un lado como estilan los perritos, esperando una justificación.

-No puedo, tengo trabajo.

Se acerca y se planta frente a mí, me mira a los ojos durante un segundo larguísimo y acaricia un mechón de mi cabello.

-¡Eres tan bella! ¡Quédate por favor! –toma mi brazo y lo agita como una niña encaprichada.

-Disculpa –me suelto en un movimiento brusco-. Tengo que regresar a mi trabajo.

-¿Cómo te llamas?

-Cristy.

-Ámbar, dile a Cristy que es importante que participe.

-¡Quédate Cristy! –exclama Ámbar, también de manera infantil.

¿Se creen que esto es un juego? Me desconcierta que traten a la ligera una sesión orgiástica y me insistan como si nos conociéramos. Es bastante insolente en verdad, irreal, ¡absurdo!

-¿Conoces a Daemon? –pregunta la desconocida en tono confesional.

-Sí, ya lo conocí –no oculto mi antipatía al responder.

Se inclina hacia mí y susurra:

-Hoy no viene, si es la razón de que no quieras estar.

Vaya. Al parecer este Daemon es bastante impopular entre las chicas. Tal como imaginé, es un machín que se aprovecha de las jóvenes con inquietudes espirituales.

-Igual no puedo.

-No es una mala persona, solo que es demasiado sexual y le cuesta controlarse.

No es una excusa válida, una libido alta no justifica el acoso, pienso, pero no quiero debatir, solo quiero ir a mi casa. De todos modos, aprovecho para chismear un poco:

-¿Es adivino?

La chica se ríe.

-¿Por qué lo dices?

-Es que no sé cómo supo qué tema me interesa, me pareció que adivinó mis inquietudes.

-Mmm… ¿tomaste un papelito de la máquina?

-Sí.

-Ah… -ríe muy divertida- Daemon está obsesionado con esa máquina. Cuenta cuántos papelitos hay casi a diario y verifica cuáles han salido. Seguro vio que faltaba el que elegiste y dedujo que fuiste tú cuando viniste.

Me quedo callada. Parece que las habilidades deductivas están bastante desarrolladas en esta comunidad, es probable que eso sea lo que pasó. Daemon revisó la máquina al día siguiente y vio que faltaba un microinforme sobre la glándula pineal. 1 punto para los trastornos obsesivos compulsivos, 1 punto menos para la magia.

-¿Cómo te llamas tú?

-Alexa, y me encantaría que participaras en uno de nuestros rituales. No pienses que quiero acostarme contigo, no promovemos la homosexualidad, solo siento que lo disfrutarías mucho –su expresión es bastante seductora cuando termina de decir esto.

Ámbar se deleita con nuestra charla desde su escritorio. Sin nada que agregar salgo del recinto. Esta gente me cae cada vez peor, ahora resulta que son medio homofóbicos.

 

17. Bi-curiosidad profesional

Ahora, mientras estoy cogiendo con Leo, las ideas esotéricas de complementariedad de los opuestos empiezan a sonarme conservadoras, dominantes y excluyentes. Shiva y Shakti, el lingam y el yoni, la serpiente y el loto… hasta me da vergüenza haber apelado a ese argumento para interesar a Leo en mi investigación. Si los de Cosmos me escucharan hablar así… con todo el rollo inclusivo que manejamos en nuestro espacio. No llego al orgasmo esta vez por pensar en tantas cosas. Leo parece un poco molesto y no le falta razón. Se va a su lado de la cama y se duerme. Yo sigo pensando en el funcionamiento de la magia sexual, ¿es realmente como un sistema electrónico que se acciona con polaridades opuestas? Como defensora de los derechos LGTBIQ no puedo concebir la existencia de un don natural humano que deje fuera a algunos compañeros.

3 a.m. Sin duda esto califica ya como insomnio… y es que estoy tratando de formular teoremas energéticos basados en otros principios físico-químicos; después de todo, estudié cuatro semestres de ingeniería química en la universidad. Siento que es muy relevante la tarea que me he impuesto. De pronto, en pleno amanecer, la turbulencia de mi mente se despeja y el sol ilumina poderosamente una hipótesis fascinante que no había considerado: si la combinación de mi energía sexual con la energía sexual opuesta (masculina) da como resultado el futuro, la unión de mi energía con una energía homóloga (femenina), ¿con qué dimensión me confrontaría? ¿Con el pasado? Si nos ponemos en plan binario-occidental, la antípoda del futuro es el tiempo anterior pero, ¿cómo podría saber si las imágenes del pasado que me fueran reveladas durante el orgasmo homosexual habrían ocurrido en efecto? ¿Tendría que sumar a esta labor de investigación y comprensión de mi proceso actual una de detective de eventos históricos previos? ¿O la visualización correspondería a mi propia vida? ¿Sería un flashback a mis vidas pasadas, mi más tierna infancia, mis días en el útero materno? ¿O al pasado de ella? Pero… ¿quién es ella? ¿Quién sería? ¿Debería saberlo ya? ¿Y si lo descubro durante un coito con Leo? ¿Haciendo el amor con Leo tendré visiones de “la otra”? ¿Leo me presentará sin saberlo a la persona con quien le sería infiel? Digno de telenovela. Aunque no somos tan radicales con la monogamia, desde que nuestros orgasmos se pusieron sobrenaturales cuidamos más nuestras energías. No queremos que nos pase algo que debería quedar en el terreno íntimo de máxima seguridad en compañía de alguien que no esté a la altura del milagro. Confío en que ella lo estaría. Debería hablarle a Leo de ella, pero… ¿en qué momento decidí acostarme con una mujer? Ahora que lo pienso, fue en este preciso momento, en el presente andrógino.

 

31. Lista de visiones que anoté hasta hoy 24 de junio de 2018

(menos de la cuarta parte del total de visiones ocurridas en los 5 meses y 13 días que llevo con Leo)

-He visto un elefante gris andando por una vía principal llevando en su lomo a tres adolescentes hindúes.

-He visto a una señora en avanzado estado de embarazo bailando zumba en una clase. La pared completa es de vidrio, lo cual hace posible observarla desde la calle.

-He visto una ballena que explotó en una orilla de Nueva Zelanda, cubierta de sangre y vísceras, rodeada de decenas de curiosos.

-He visto la renuncia del primer ministro de Israel por un escándalo de corrupción.

-He visto una serie sobre la vida de Luis Miguel emitida por Netflix.

-He visto un diario cubriendo una guerra protagonizada por barcos de máxima velocidad y, en la página de al frente, un comercial de goma de mascar que regala bicicletas y un pasaje de avión con destino a una isla donde solo se movilizan con bicicletas.

-He visto a un señor que va comprar una casa visitándola por primera vez, señalando aspectos que requerirán una inversión al corredor y anotándolos en una libreta.

-He visto a mi tía María viendo fotos de un viaje remoto, incluida una donde sale junto a un misionero venezolano y un mono platirrino en el jardín del castillo de Neuschwanstein.

-He visto fragmentos de una telenovela donde una empleada doméstica decide lanzarse a la presidencia y en el proceso de campaña se enamora de su asesor principal y la relación entre ellos hace peligrar la elección de la joven quien finalmente se erige como mandataria pero, trágicamente, no puede desposar a su asesor porque va contra las leyes.

-He visto un ser etéreo, cuyo cuerpo oscilaba entre el negro y el azul metálico, disolverse en una pequeña laguna en una montaña de los Andes peruanos.

-He visto una caravana inmensa de inmigrantes muy pobres atravesando regiones de Latinoamérica.

-He visto a Leo desnudo encaramado en la copa de un árbol frondoso.

-He visto a un grupo de gente (al parecer yo también estaba presente) en una cueva oscura realizando un ritual extraño con objetos brillantes y juguetes sexuales.

-He visto el barrio empapelado con anuncios de la desaparición de Rubí, la perrita de mi vecinita Natalia.

-He visto la muerte de Daemon al ser atropellado y arrastrado por un auto en la avenida Angamos.

-He visto la construcción de la primera iglesia evangélica en Marte a cargo de robots enanos bajo la supervisión de humanos.

-Me he visto eligiendo toppings de Ferrero Rocher, muesli y fresas para un yogurt helado.

-He visto una reunión de vecinos italianos para discutir medidas, tras un robo sufrido en el edificio, derivar en una orgía que terminó a golpes cuando descubrieron al ladrón, que era quien propició la orgía en primera instancia.

-He visto un par de pantalones de cuero negro colgando del pomo de una puerta blanca.

-Algo como un mar rojo descendiendo del cielo

Read more from the September 2020 issue
Like what you read? Help WWB bring you the best new writing from around the world.